Blog

Aprende Cómo Influirte Positivamente

Exprime todo el jugo de felicidad y alegría a tus creencias positivas

 Cada persona tiene sus propias verdades. Cada uno de nosotros cree en algo. Según el modo en que se haya desarrollado tu vida, desde la infancia, has acumulado recuerdos e interpretaciones que definen hoy tus creencias, para bien y para mal. Así pues, todos tenemos nuestras certezas y convicciones, todos creemos en algo.

Manejo-de-Emociones1Este conjunto de juicios y opiniones no contiene sólo creencias buenas ni tampoco únicamente valoraciones malas. No equivale a un conjunto uniforme y homogéneo de verdades e ideas. En él puede haber tanto creencias afirmativas y buenas, como negativas y dañinas. Tú, como el resto de los seres humanos, tienes de unas y otras creencias.

Es poco probable que exista una persona que tenga solamente creencias negativas, aunque hay quienes se aferran a pensarlo. Y es poco probable, porque cualquier creencia que brinde confianza suficiente para llevar a cabo algo relevante para la vida, es una creencia positiva.

Por ejemplo, confías en que cuando tomas agua ésta se irá por el conducto adecuado. Esa es una creencia positiva, pues si no confiaras, no tomarías agua, lo cual te conduciría a un final funesto. Confías en infinidad de acciones que desarrollas cada día. Así que cada cosa en la que confías y es buena para ti y tu entorno, es una creencia positiva.

shutterstock_65835514Una creencia es una proyección mental que has generalizado. Es decir, es un pensamiento cuya verdad das por sentada, y lo será en todas las áreas y todo el tiempo. Para potenciar una creencia, sólo necesitas dar mayor intensidad a ese pensamiento. Esto lo puedes lograr mediante el uso de las submodalidades de la programación neurolingüística.

Otra táctica para dar fuerza a tus creencias positivas es identificarlas. Sabiendo cuáles creencias son positivas en tu vida, puedes escribir declaraciones que las hagan aun más potentes. Si te percatas de que eres bueno para relacionarte con las personas, podrías elaborar una declaración en los siguientes términos: “Cada día soy mejor para relacionarme con la gente, y eso es bueno para mí.”

Llevar tus creencias positivas a todas las áreas de tu vida es una gran idea. De esta manera, llevarás lo mejor de ti a todos los lugares. Imagina que te mueves en el mundo de las ventas. Un día, al llegar a ver al mejor de tus clientes, te das cuenta de que uno de tus competidores más fuertes le está presentando sus productos. Tú sabes que le has dado a este cliente un excelente servicio y además tú y él son amigos, por lo cual no te preocupas, pero sigues brindándole la misma atención. “Soy suficiente”,  podría ser la creencia que declares, y es positiva.

shutterstock_126659087¿Qué pasa si llevas esta creencia a tu relación amorosa? Te sientes suficiente; por ende, no ves ninguna amenaza en el hecho de que tu pareja conozca y trate a otras personas del sexo opuesto. No consideras rivales a sus conocidos.

¿Qué pasa si también llevas esta creencia con tus amigos? Como sabes que eres suficiente, no malinterpretarás que algún día ellos convivan, aunque no estés presente. ¿Y qué tal con tu familia? Al saber que eres suficiente, no crearás rivalidad con tus hermanos ni con tus primos ni con nadie del núcleo familiar.

Desde esta visión, la pauta sería que estés pendiente de las creencias positivas que usas, para que las orientes mejor y les des mayor fuerza. La hipnosis y la persuasión cuentan con herramientas muy completas y poderosas que te ayudan a intensificar tus creencias positivas. Además de dar resultados rápidos, estos llegan a ser duraderos.

¡Si quieres potencializar tus creencias, con el uso de la Hipnosis y Persuasión notarás las   formidables diferencias! Haz click en la siguiente imagen para conocer más.

HIP

No hay comentarios aún.

Leave a Reply